Los apicultores de la Isla temen una producción catastrófica por la sequía

Este año podría ser catastrófico para la miel de Tenerife. Así lo aseguraron algunos de los representantes del sector después de pasar una última campaña “mediocre”, en la que el oro líquido descendió respecto a 2014. Si ya los agricultores isleños han mostrado su preocupación por los efectos de la sequía, las consecuencias para los apicultores serían devastadoras si no se registran precipitaciones de aquí a marzo. El problema, según especificaron, es que mientras los primeros tienen la posibilidad de regar los campos con agua aunque no llueva, los segundos no disponen de ninguna medida de emergencia.

El presidente de la Asociación de Apicultores de Tenerife (Apiten), Roberto Marrero, explica que lo que ha ocurrido en este periodo es que se ha adelantado la primavera debido a las altas temperaturas y, por lo tanto, las flores han nacido “fuera de temporada”. Esta situación ha hecho que las abejas estén “un poco locas” porque ya han salido a pecorear, pero se han encontrado con que no hay néctar, ya que su generación depende en gran medida de que haya agua. Como no ha llovido, “no hay nada en la flor, y entonces ahora tenemos a todo el ganado sin producir prácticamente nada durante el año”.

El responsable de esta organización, que representa a la mayoría del sector de la Isla al estar constituida por 662 personas, apunta que entre mayo y octubre es cuando tiene lugar la producción de miel, mientras que “en condiciones normales” las flores empiezan a salir a finales de este mes y marzo. Este año, sin embargo, hay zonas de Tenerife en las que incluso los tajinastes ya se han llenado de color cuando deberían hacerlo en mayo, y la cuestión es que “se ha adelantado todo” sin que implique néctar.

Ante estas circunstancias, teniendo en cuenta la fecha actual y la ausencia de precipitaciones hasta el momento, Roberto Marrero advierte de que la sequía podría hacer que el rendimiento caiga este año a la mitad, un dato que calificó de “catastrófico” al tener en cuenta que esta reducción del 50% sería respecto a la cosecha de 2015, cuando ya se produjo una disminución del oro líquido. Este pronóstico se haría realidad si las temperaturas altas continúan y no cae ni gota, pero el presidente de Apiten mantiene la esperanza de que esta situación pueda revertirse al recordar que aún quedan plantas que pueden florecer.

noticia abejas

Fuente: La Opinion de Tenerife

Uso de cookies y protección de datos

Este sitio web utiliza cookies; al continuar navegando, da su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche en los enlaces para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies